Con Yolanda Díaz

Gonzalo Alías

Cuando los tiempos son difíciles, lo acertado es siempre la unidad de acción en lo colectivo ante un problema. Tras la crisis del 2008 la ciudadanía pensó que peor no podía ir, pero llegó un mensaje nuevo y una derecha que despertó en un espacio democrático teñida de discursos anticonstitucionales, fáciles de digerir y con un toque clásico de españolismo, que no español.




¿Por qué fácil? Con la caída de Ciudadanos (que nació para frenar a la izquierda en su conjunto) no por lo electoral sino por la pérdida de identidad ideológica, nace el nuevo monstruo gramsciano. A pesar de que insisten esos partidos de corte españolista que la ideología no existe, paradójicamente negando al contrario, se plantea para la clase trabajadora una histórica pregunta: ¿qué hacer?

La llegada del Covid evidenció la necesidad de tener un Estado fuerte en recursos, mientras que la derecha insiste en un modelo neoliberal. Y en esta zona también se halla una parte del PSOE.

Estos tiempos exigen repensar las fórmulas de unidad de la izquierda, o lo que es lo mismo, trabajar por un frente amplio que, por lo menos, sea suficiente para frenar el impulso hacia el abismo de las derechas. Quienes estamos por mejorar nuestro país, que se construya desde el respeto a los Derechos Humanos, que no sea negacionista del cambio climático, y que se desarrolle culturalmente desde la igualdad y la solidaridad, tenemos trabajo y obligaciones.

Asumiendo la máxima de trabajar desde lo local para lo global, nos situamos sobre la realidad de La Isla. Apostamos por generar ilusión para nuevos tiempos, pero necesitamos de todas las manos, como dice la vicepresidenta Yolanda. Ella defiende aquello de escuchar a todas y hablar con todo el mundo, «entre iguales». El proyecto de Frente Amplio de Yolanda Díaz y su equipo habla de feminización en el debate, transversal, sin jerarquización, y sin plano electoral.

El tiempo no corre a nuestro favor. Cuando la vida en lo cotidiano vemos que se está privatizando, es síntoma de que vamos tarde. Pero siempre hay un momento para empezar, sin egos como dice Yolanda, de debate público. Estamos para proponer, desarrollar y realizar proyectos que cambien nuestra vida.

La historia nos ha demostrado que la izquierda no puede dejar caer los brazos, estamos para crear ilusión y ser capaces de intervenir, no de solo decir o servir. Yo apoyo el proyecto de Yolanda, siempre he defendido la transversalidad, las identidades para construir en igualdad, sin egos, entre iguales y sin jerarquías. Estos son los principios que he defendido siempre, por ello, mi organización y yo mismo en lo personal, estamos con la estrategia de Yolanda Díaz.

La Isla es mi casa. Aquí me encuentro cómodo, a pesar de los insultos diarios, los obstáculos y los señalamientos. Nadie me va cambiar en el anhelo de aportar trabajo y responsabilidad en la construcción de un amplio espacio unitario. Ese proyecto lo veo en la experiencia y el compromiso que veo y siento en Izquierda Unida, y ha de servir para ir más allá y ser más ambicioso. Con los pies en el suelo. Por eso la iniciativa de Yolanda Díaz ilusiona.

Hace unos 7 años, ante militantes de lo que hoy es nuestra fuerza hermana en Unidas Podemos dije: «Compañeras y compañeros. Soy Gonzalo Alías. Soy Concejal en el Ayuntamiento y me tenéis para lo que se necesitéis«. Muchos se rieron. Otros iniciaron una colaboración útil y constructiva.

Los que se rieron, abandonaron.

Si has llegado hasta aquí, considera realizar un donativo para este proyecto DeLaIsla.ES ¡Nos ayudará a mantener la actividad y a crecer en contenidos! Pulsa sobre la siguiente imagen:
 





¡Comparte!

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Ver más

  • Responsable: DeLaIsla.ES.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.