Ceuta, mi ciudad querida

CEUTA, MI CIUDAD QUERIDA
7 de junio de 2021

 

Ceuta mi ciudad querida,
la siempre noble y leal
cuantos a tus playas llegan
encuentran aquí su hogar.

Esta es la segunda estrofa del himno de la ciudad donde nací hace ya muchos años. Salí de ella, por trabajo, en 1974. Ya no queda nadie de mi familia, todos murieron. Me quedan pocos amigos y algunos enemigos.

Volví al principio de siglo a estudiar y ofrecer, con el grupo de investigación de la Universidad de Cádiz que coordino, soluciones para el grave problema del fracaso y abandono escolar. Se me ha rechazado desde entonces. El poder está en otras cosas y ahora más. Llevo trabajando en este tema casi veinte años y, aunque diga la canción que no son nada, ya estoy agotado. Pero, como dice el dicho, cuando un tonto coge una vereda…




Investigar sobre el fracaso escolar es hacer ciencia, social, que también es ciencia. Algo que está perseguido en mi ciudad, por lo menos en lo que a nuestro grupo respecta. Llevamos esperando más de 10 años y 4 contenciosos administrativos ganados al Instituto de Estudios Ceutíes para que nos reconozca un trabajo que hicimos. Y algunos enemigos comentan que somos unos peseteros, cuando tuvimos que pagar de nuestros bolsillos estancias y dietas que no nos han devuelto.

Pero lo más significativo es el desprecio hacia la ciencia de los gobernantes de esa urbe y del Estado al que pertenece nuestra Ciudad Autónoma. Una de las conclusiones más destacadas de nuestro trabajo, y de varios más, entre ellos algunos firmados por un Consejero actual de la Ciudad, es que el fracaso se cierne en la población árabe-musulmana, la más desfavorecida socioeconómicamente hablando. Etnia y clase social son variables que interseccionan y multiplican sus factores.

Pero, como concluíamos en un informe de investigación, utilizando los conceptos del antropólogo norteamericano Ogbú:

”Más allá de una minoría étnica involuntaria sometida a un racismo más o menos evidente, una minoría étnica voluntaria abre un camino en Ceuta, que promueve la integración en la sociedad de la ciudad, una integración más cercana a la acomodación que a la asimilación.”

Esa minoría, ya no es tan reducida, aunque con mucha dificultad (en lo alto de la pirámide poblacional escolar apenas llegan los dariyaparlantes), algunos y algunas alcanzan la Universidad. El dariya ceutí es la lengua materna mestiza e híbrida, que habla ya un alto porcentaje de la población ceutí, que ha sido analizada brillantemente por el Dr. Hamed Abdel- Lah Ali en su tesis doctoral y que es minusvalorada en las escuelas de Ceuta.

Y esa minoría voluntaria estaba a las puertas del Hotel La Muralla, gritando que ellos no son quintacolumnistas, como afirma Vox, que, no olviden, ganó las últimas elecciones al Parlamento en mi querida ciudad.

(Para calentarse el coco sobre este asunto, no duden en escribirme a rafaelangel.jimenez@uca.es)

Si has llegado hasta aquí, considera realizar un donativo para este proyecto DeLaIsla.ES ¡Nos ayudará a mantener la actividad y a crecer en contenidos! Pulsa sobre la siguiente imagen:
 





¡Comparte!

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable DeLaIsla.ES.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  DeLaIsla.ES.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.