De cambios y de horas

Cambiamos de hora. Si se te había olvidado, calma. El móvil lo ha hecho por ti. Quizá la tele también. Y el ordenador. A saber si el microondas. Simplemente, dedícale un rato a cambiar los relojes de pared. Igual que te has dedicado un rato de más en la cama. Paladéalo. Cambiamos de hora. También de hábitos. Estos días llevan aconsejándonos mantener rutinas. Algo raro, porque se han convertido en otra cosa. En mi caso, estoy pegado al ordenador alguna hora de más. Ese rato de más lo compenso alejándome…

De toses y engranajes

La máquina perfecta. Eso dicen. Eso me decían. Esta ha sido una semana de esas raras. He tenido pocos momentos para salir a la calle e inspirarme. Tos parriba, moco pabajo. Virus de invierno, semana de baja. Lo normal pa ser febrero. La máquina perfecta. Por más que intentaba salir a la calle, empezaba o acababa en el médico (Otro motivo más para evitar salir). Tres horas en urgencias el domingo. Se me quitaron las ganas de hablar. Había carteles de “silencio” que nadie cumplía. Había pósteres de derechos y…

De gafas de sol y gafas de pasta

Ser clase obrera es incertidumbre. Creo que soy consciente de esa frase desde Primaria. Nunca quise traducirla a frase pero las sensaciones estaban ahí. La primera vez que fui consciente de lo que quería decir, le vi unas gafas de sol a un colega. Unas Arnette estaban de moda. No sé si eran las que llevaba Valentino Rossi o si el motorista empezó a patrocinarlas después. No fue él el primero al que se las vi, pero sí el primero del grupo. Yo no las quería, ni esas ni ninguna.…

De encuentros y la vuelta a esta columna

De cada cual según sus capacidades… Llevo desde el puente de diciembre con el ritmo cambiado, poniendo empeño en retomarlo. Hoy sigo peleándome con el día a día, con las novedades que deshacen el horario previsto. Voy aceptando, aunque me cueste, que la pelea con el tiempo va a durar toda mi vida. El tiempo, qué obsesión: la de perderlo, la de apurarlo, la de llegar tarde porque estaba haciendo no sé qué. Siempre el tiempo por delante, nunca la gente a la que respeto y con la que disfruto,…