Hanno Schoklitsch: ‘El futuro de las renovables está en la digitalización’


Hanno Schoklitsch, CEO de Kaiserwetter, ha asegurado que las nuevas herramientas digitales -como el Internet de las Cosas (en inglés, Internet of things, abreviado IoT) o el Big Data- están permitiendo a las empresas energéticas optimizar “la gestión de activos renovables, así como la eficiencia de las empresas”, hecho por el cual esta compañía ha basado su modelo de negocio en la digitalización para la gestión de instalaciones de producción de renovables a fin de ayudar a sus clientes a reducir costes y optimizar sus plantas.

Las empresas dedicadas a la energía sostenible están viviendo un tiempo de auge en la medida que los Gobiernos internacionales están apostando por políticas energéticas basadas en el impulso y apoyo de las renovables.

En este sentido, del mismo modo que la tecnología está revoluncionando el mundo del trabajo, las nuevas herramientas digitales están ayudando a que ese impulso desde la política avance a mayor ritmo, ya que permite una optimización de tiempo y recursos, al tiempo en que permiten realizar predicciones más exactas. Una realidad que comienzan a reflejar CEOs como Hanno Schoklitsch.

“Creo firmemente que el futuro del sector de las renovables, y el energético en general, está en la digitalización, concretamente en el uso de nuevas herramientas que están suponiendo una auténtica revolución y que, como el Internet de las Cosas o el Big Data, no tienen límites y nos permiten optimizar la gestión de activos renovables, así como la eficiencia de las empresas”. Asi lo ha afirmado Hanno Schoklitsch, CEO de Kaiserwetter, en una entrevista concedida al diario Expansión.

Para Schoklitsch, la incorporación de herramientas digitales como ‘Aristóteles’, la cual ha implentado su compañía -especializada a la gestión de activos de parques eólicos y solares para empresas energéticas e inversores- permite “integrar y correlacionar los más de 150 millones de datos energéticos de producción y finanzas que integran la cartera de Kaiserwetter”.

Esta empresa internacional tiene un Centro de Control en Madrid desde donde lleva a cabo “la supervisión técnica y la gestión comercial para 16 plantas fotovoltaicas que generan 50 megavatios de potencia”, mediante un control continuo del flujo de datos. Y es que parece que ese control de información será el que marque el rumbo del sector energétivo en el futuro.

Share This: