El día que la electricidad fue gratis en España


El 29 de marzo de 2013, hace cuatro años, el precio de la electricidad en el mercado mayorista de España y Portugal fue CERO durante las 24 horas, durante todo el día.

Sí, así como suena. Todo un día entero con la electricidad gratis.

Aquel día, de aquel año, coincidió que fue Viernes Santo. Uno de los días tradicionalmente con menos demanda de electricidad año tras año. Sin embargo, no fue ésa la causa principal de los precios nulos, como veremos a continuación.

Según el Nuevo Testamento, cuando Cristo expiró en la cruz, la tierra quedó sumida en las tinieblas y el velo del templo de Jerusalén se rasgó. En España y Portugal, el Viernes Santo de 2013, mientras por toda nuestra geografía se procesionaba con motivo de la muerte de Jesucristo, la electricidad era gratis en el ‘pool’, la luz vencía a las tinieblas; al menos, en principio.

Es fácil comprobarlo. Sólo hay que entrar en la web de OMIE, ir a resultados del mercado y seleccionar ese día en el calendario. Muchas de las horas de aquel día, se ofertaron más de 45.000 MW a precio cero, cuando la máxima cantidad de energía que llegó a casarse fue de 37.000 MW. La oferta a precio cero superó con creces la demanda que era necesaria cubrir. El motivo: la gran cantidad de producción renovable que se estimaba el Jueves Santo para el Viernes Santo. Recordemos que el mercado diario se casa el día de antes.

Volviendo a las Sagradas Escrituras, mientras los Apóstoles hacían los preparativos de la Sagrada Cena, uno de ellos ya sabía que esa madrugada se produciría el prendimiento del Maestro. Los precios cero que se obtuvieron para las 24 horas del Viernes Santo en la casación del Jueves Santo eran una premonición de lo que ocurriría ese fin de semana.

En efecto, las previsiones de exceso de producción ‘barata’ (hidráulica, eólica y nuclear, fundamentalmente)  fueron superadas con creces por la realidad. A las 8 de la mañana, el Operador del Sistema se encontró con un exceso de producción prevista para las horas siguientes de más de 12.000 MW. Imposible de ser absorbido por las centrales de bombeo o ser exportadas a los países vecinos. Con el añadido de que Portugal nos estaba inyectando a su vez todos sus excedentes de renovables.

Ante esa situación no vivida hasta la fecha en nuestro sistema eléctrico, en Red Eléctrica se tuvieron que tomar dos decisiones excepcionales, en cuestión de escasos minutos: dar orden de limitar el 100% de la producción renovable no gestionable, y dar orden de reducir la producción nuclear en un 15%. Ambas, por motivos evidentes de seguridad.

La primera, la de limitar totalmente a las renovables no convencionales, no se había dado nunca hasta entonces ni se ha vuelto a dar; la segunda, la de reducción de consigna nuclear, sólo se había dado antes una vez, con motivo de la huelga general de 1994.

De esta forma, se llegó a una situación curiosa: el exceso de producible renovable llevó los precios mayoristas a cero; pero en la operación en tiempo real, las renovables no convencionales (eólica y solar) apenas participaron en la cobertura de la demanda.

Ambas limitaciones se mantuvieron durante todo el fin de semana.

La situación vivida el Viernes Santo se repitió el Lunes de Pascua: el 1 de abril, de nuevo las 24 horas el precio de la electricidad fue CERO. También por exceso de producción ofertada a precio nulo. Son los dos únicos días de toda la serie histórica, desde que el ‘pool’ empezó (el 1 de enero de 1998) que la electricidad ha sido gratis durante todas sus horas.

En total, entre el Jueves Santo y el martes siguiente al Lunes de Resurrección de 2013 (6 días, 143 horas), el 87% del tiempo -125 horas- el precio de la electricidad fue CERO. Sólo en 18 horas se pagó por la luz. Y sólo 2 de esas horas el precio de la luz llegó a los 50 €/MWh.

Desde entonces hasta ayer (en más de 34 mil horas), sólo ha habido otras 231 horas en las que el precio de la electricidad haya sido nulo en el ‘pool’ mayorista. La última fue el 9 de marzo de 2014; hace más de tres años que no hemos vuelto a ver un precio CERO en el mercado mayorista ibérico de OMIE. Mientras, hace menos de un mes, en Alemania (y Austria, República Checa, Dinamarca…) han tenido precios negativos; unos precios negativos que en España están prohibidos por Ley.

Aquella Semana Santa de 2013, aún no estaba implementado el actual sistema de facturación horaria, el PVPC (Precio Voluntario del Pequeño Consumidor). Por lo que la inmensa mayoría de los consumidores de electricidad no nos beneficiamos de la electricidad gratis en el mercado mayorista.

Como es sabido, el PVPC que se aplica a la mayoría de consumidores domésticos, entró en vigor el 1 de abril de 2014. Desde que el PVPC está en vigor, no ha vuelto a haber precios nulos en el ‘pool’. ¿Casualidad o causalidad?

Como todos los años, en apenas dos semanas, España volverá a salir a la calle, a procesionar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Lo que no es seguro es que volvamos a tener electricidad gratis en mucho tiempo. Ni siquiera, después de que el gallo cante tres veces.

Nota: En lo que llevamos de 2017, el precio medio del pool eléctrico está en 45 €/MWh.

Share This: